¿Qué debo tramitar para traer de visita a mis padres: la supervisa o una visa simple?

Una de las consultas que recibimos con bastante frecuencia en mi oficina, es cual es la mejor vía para traer a los padres o abuelos a Canadá, si tramitar la supervisa o una visa simple de turista. Y la respuesta no es fácil y no se puede dar sin antes hacer una evaluación sobre la situación económica en la que se encuentran los hijos o nietos que quieren hacer la invitación, así como también la situación económica en que se encuentran los padres y abuelos en el país de origen.

De entrada, hay que decir que la supervisa tiene muchos más requisitos que una visa simple. Por ejemplo, para tramitar una supervisa, si se quiere invitar a los padres, la persona que invita tiene que demostrar que en los últimos 12 meses ha ganado una cierta cantidad de dinero, la cual dependerá del número de personas que componen la familia de quien está invitando, es decir del hijo o del nieto. 

Esta familia tiene que demostrar que gana un monto específico de dinero, y para ello deberá sumar a todas las personas que componen está familia que invitan. Es decir, se debe incluir a los padres y a los hijos, y también hay que sumar a los padres o abuelos a quienes se está invitando, y dependiendo del número de personas en total, en la familia tienen que haber ganado una cierta cantidad de dinero el año anterior al que se hace la solicitud. Obviamente si no llegan al monto de dinero especificado en la lista conocida como LICO no pueden procesar la supervisa porque ese es un requisito de los reglamentos de inmigración y no es discrecional.

Los padres o abuelos también tienen requisitos específicos que cumplir para poder procesar la supervisa, y entre esos requisitos está que tienen que hacerse exámenes médicos y tienen que comprar un seguro de salud cada uno de los que van a venir que les cubra por lo menos cien mil dólares por un año aquí en Canadá, así como también tiene que cubrirles la repatriación si en un dado caso ellos necesitaran regresarse a su país de origen por una cuestión médica.

Los montos de dinero específicos dependen de la situación económica de la familia, y obviamente en algunas ocasiones estos montos pueden ser prohibitivos para ambas partes, es decir tanto para el ciudadano canadiense o residente permanente que está invitando como también para los padres o abuelos que quieren venir a Canadá. Por eso digo que todo depende, y que hay que ver la situación económica de ambas partes primero y después tomar la decisión correcta.

Por otra parte, los beneficios, dado que es una supervisa y las personas deben cumplir con bastantes requisitos, es que puede llegar a ser menos dificultosa para poder obtenerla. Otro beneficio es que se le da una visa de entrada múltiples por 10 años, y la persona una vez que llega se puede quedar durante cinco años como visitante en el país. Hay que recordar que al visitante normal se le da solamente seis meses, pero a los padre y abuelos que vienen con la supervisa automáticamente se pueden quedar en el país durante cinco años, y si se quieren quedar más tiempo pueden pedir una renovación y les pueden dar una extensión de otros dos años más, por lo cual la persona se puede quedar en el país legalmente por siete años. Esos son los beneficios de la supervisa.

Por otra parte, si una persona viene con una visa de entradas múltiples común, los requisitos no son tantos y no hay un monto de dinero que tiene que ganar el hijo o el nieto que esta invitando, simplemente tiene que demostrar que es residente o ciudadano y está trabajando y que está invitando a sus padres o abuelos. Por su parte, los padres o abuelos no tienen que obtener seguro médico y esto ahorra dinero, y tampoco se tienen que hacer los exámenes médicos antes de venir. Aunque obviamente siempre es recomendable que cuando una persona viaja, especialmente personas que ya tienen una cierta edad, que obtengan un seguro médico, este no es un requisito.

Vilma C. Filici