Los TLC, son las mejores opciones que tienen algunas personas para Inmigrar a Canadá

Los TLC, son las mejores opciones que tienen algunas personas para Inmigrar a Canadá

A fines de febrero nuestra ofician estará en la expo de Vente a Canadá en las ciudades de México, Mérida y Puebla. Me parece oportuno recordarle a nuestros amigos Mexicanos que  con todos los cambio que han habido en los últimos años en el sistema migratorio canadiense, particularmente con el sistema de procesamiento que requiere un puntaje elevado para ser invitado a iniciar un trámite de residencia, sin duda una de las mejores opciones que tienen para aumentar el puntaje y asegurar la invitación, es venir a Canadá a trabajar bajo el tratado de Libre comercio entre Canadá Y México. Este tratado así como los tratados con Chile, Perú y Colombia tienen provisiones para que ciertos ciudadanos de esos países quienes tengan una oferta de trabajo de una compañía canadiense puedan obtener un permiso de trabajo.

Estos tratado facilitan la entrada reciproca de distintos trabajadores a ambos países, lo que significa que ciudadanos chilenos  y Mexicanos que tengan una oferta de trabajo en ciertas categorías de una empresa canadiense o personas que desean abrir un negocio, puedan venir a trabajar al país.

Es importante notar que los tratados en sí no tienen ningún tipo de programa o categoría que le permita a una persona solicitar la residencia permanente en Canadá, pero sí les facilita la entrada al país a esos ciudadanos, para que puedan venir a trabajar  con un permiso de trabajo en cuatro categorías específicas.

Una es la categoría de personas que vienen a invertir dinero o a hacer comercio con Canadá. Para estas personas existe la posibilidad de obtener un permiso de trabajo siempre y cuando puedan demostrar un monto de dinero acorde con el plan de la empresa que piensan abrir y experiencia en negocios.

 La segunda es la facilidad para los visitantes que vienen a hacer negocios en Canadá, a quienes se les puede conseguir un permiso de trabajo sin muchas dificultades. Generalmente esta categoría aplica para las personas que vienen a ferias, exposiciones de negocios, que vienen a dar servicios por un tiempo muy corto, o artistas que vienen para hacer presentaciones específicas.

La tercera categoría es la de altos ejecutivos que pueden venir al país mediante un proceso de transferencia de sus compañías, es decir, compañías que tienen su sede en país de origen y que tienen una sucursal en Canadá pueden solicitar un permiso de trabajo para transferir a personas a que vengan a manejar la compañía o subsidiaria. Este programa es solo para ejecutivos y personas con conocimientos especializados.

La cuarta categoría que se abre con la entrada en vigencia de los Tratados de Libre Comercio y que con toda seguridad puede ser la más ventajosa, es la categoría de profesionales y técnicos, ya que hay una lista de profesiones y ocupaciones especializadas que le permiten a un ciudadano de países que han firmado un tratado con Canadá, y que tienen una oferta de trabajo, obtener un permiso.

Para obtener el permiso por esta vía básicamente lo que se necesita es una oferta de trabajo de una compañía canadiense (la cual no necesariamente tiene que ser una compañía grande sino  que puede ser una compañía pequeña siempre y cuando la oferta sea genuina), mediante la cual se le permite a este trabajador o profesional hacer un trámite para obtener una visa de trabajo sin la necesidad de demostrar que la compañía canadiense no puede conseguir ciudadanos canadienses o residentes permanentes para hacer ese trabajo. El trabajador debe tener una de las profesiones  u ocupación que esté incluida en la lista de profesiones del tratado específico,  debe ser  nacionalizado o nacido en uno de los países arriba mencionados y tener conocimientos de inglés o francés.

Los permisos de trabajo de las primeras tres categorías tienen un periodo de duración de entre tres meses y un año, dependiendo para qué viene la persona. Para los ejecutivos transferidos y para la categoría de profesionales y técnicos, los permisos de trabajo se pueden renovar anualmente sin problemas.

Para la cuarta categoría, es decir para los profesionales y técnicos, ya una vez estando en Canadá estos pueden cambiar de compañía si así lo desean, entonces, aparte de que estas opciones creadas con el Tratado de Libre Comercio son una oportunidad excelente para poder venir a Canadá con un permiso de trabajo, se abre una puerta enorme para luego poder solicitar la residencia permanente dado que el haber trabajado en Canadá puede aumentar el puntaje en la categoría de trabajador calificado y en el Express Entry, y en muchos casos puede hacer la  diferencia entre ser invitado a iniciar el trámite o no.

Para las personas que no han tenido experiencia de trabajo en su país y han trabajado en Canadá, pueden  solicitar la residencia permanente bajo el programa de experiencia canadiense, el cual requiere que los trabajadores hayan trabajado en el país con un permiso de trabajo por un periodo de un año como mínimo pero cuanto más tiempo hayan trabajado mejor, y luego pueden solicitar la residencia permanente. Por supuesto que el nivel de inglés también es un factor que es requerido.

Adicionalmente, también se pueden utilizar los diferentes Programas de Nominaciones Provinciales los cuales le dan a la persona seleccionada 600 puntos adicionales en el Express Entry y obviamente  llevan a un trabajador a la obtención de la residencia permanente. En este sentido, las personas que se encuentran en Canadá y que lean esta información, y que deseen ayudar a un amigo o a un pariente a venir a Canadá, o que quieran ellos mismos tramitar su residencia permanente en el país, deben investigar si sus ocupaciones están en la lista de prioridades que establecen los Tratados de Libre Comercio entre Canadá y México, Chile, Colombia, Perú. Si lo están  deben conseguir una oferta de trabajo, la cual les podría facilitar la entrada al país con un permiso de trabajo que luego los puede conducir a la residencia permanente.

Vilma C. Filici BA. B.Ed. RCIC
Regulated Canadian Immigration Consultant ICCRC Number R410727
E-mail: [email protected]

Los Tratados de Libre Comercio con Canadá son muy buenas opciones para Inmigrar al país

Los Tratados de Libre Comercio con Canadá son muy buenas opciones para Inmigrar al país

Ciudadanos de Chile, México, Colombia y Perú pueden aprovechar los TLC para inmigrar

Con todos los cambios que ha habido en los últimos años en el sistema migratorio canadiense, sin duda una de las mejores opciones que tienen para inmigrar a Canadá los ciudadanos de Chile, México, Colombia y Perú y más recientemente de la Comunidad Económica Europea, son las oportunidades que les brindan sus Tratados de Libre Comercio con nuestro país.

Digo esto porque a raíz de estos tratados hay ventajas muy importantes para las personas que desean venir a trabajar a Canadá, ya que permiten que residentes permanentes –en algunos de los tratados- y ciudadanos de estos países puedan beneficiarse.

Los Tratados de Libre Comercio facilitan la entrada reciproca de distintos trabajadores a ambos países, lo que significa que los ciudadanos -y residentes permanentes en algunos casos- de los países signatarios de tratados con Canadá, que cuenten con capítulos destinados a la entrada temporal de trabajadores, y que tengan una oferta de trabajo por parte de una empresa canadiense en ciertas profesiones o personas que desean abrir un negocio, puedan venir a trabajar al país.

Es importante notar que los tratados en sí no tienen ningún tipo de programa o categoría que le permita a una persona solicitar la residencia permanente en Canadá, pero sí le facilita la entrada al país a esos ciudadanos o residentes, para que puedan venir a trabajar bajo un permiso de trabajo y a través de su experiencia laboral en Canadá obtengan puntos adicionales para su solicitud de residencia.

Una de las categorías de los tratados de libre comercio es para personas que vienen a invertir dinero o a hacer comercio con Canadá. Para estas personas existe la posibilidad de obtener un permiso de trabajo siempre y cuando vengan a abrir una compañía en este país.

La segunda categoría es para visitantes que vienen por corto tiempo a Canadá con planes relacionados a negocios, a quienes se les puede conseguir un permiso de trabajo sin muchas dificultades. Generalmente esta categoría aplica para las personas que vienen a ferias, exposiciones de negocios, a personas que vienen a dar servicios por un tiempo muy corto, o artistas que vienen para hacer presentaciones específicas.

La tercera categoría es para altos ejecutivos que pueden venir al país mediante un proceso de transferencia de sus compañías, es decir, compañías que tienen su sede en país de origen y que tienen una sucursal en Canadá, o vienen a abrirla, pueden solicitar un permiso de trabajo para transferir a personas a que vengan a manejar la compañía o subsidiaria. Este programa es sólo para ejecutivos y personas con conocimientos especializados.

La cuarta categoría y que con toda seguridad puede ser la más ventajosa, es la categoría de profesionales y técnicos, ya que hay una lista de profesiones y ocupaciones especializadas que le permiten a un ciudadano, o residente en algunos casos, de los países que han firmado un tratado con Canadá de  obtener un permiso de trabajo.  Los tratados de México y Chile  permiten solo la entrada de profesionales, los de Colombia, Perú y la Comunidad Económica Europea de profesionales y técnicos. Las listas son extensas.  Para los tratados de México, Chile y la Comunidad Económica Europea solo los profesionales que se encuentren en esa lista podrán acceder a permisos de trabajo.  En el caso de Colombia y Perú hay dos listas, una para profesionales excluidos, es decir que las profesiones que se encuentran en esta lista no pueden obtener permisos de trabajo a través del Tratado y otra de ocupaciones incluidas, es decir que únicamente los técnicos y tecnólogos que aparecen en esta lista pueden obtener permisos de trabajo bajo el Tratado de Libre Comercio.  Los Tratados de Colombia, Perú y la Comunidad Económica Europea tienen como condición, en algunas categorías, que los empleados firmen sus contratos como trabajadores independientes, no como trabajadores bajo nómina. Y el tratado con la Comunidad Económica Europea requiere que la persona que venga a trabajar a Canadá esté empleada en la compañía Europea con la cual la empresa Canadiense está firmando el contrato de prestación de servicios.

Para inmigrar por esta vía básicamente lo que se necesita es una oferta de trabajo de una compañía canadiense (la cual no necesariamente tiene que ser una compañía grande sino  que puede ser una compañía pequeña), mediante la cual se le permite a este trabajador o profesional que se encuentra en la lista del tratado respectiva al país de nacionalidad –o residencia en algunos casos- hacer un trámite para obtener una visa de trabajo sin la necesidad de demostrar que la compañía canadiense no puede conseguir ciudadanos canadienses o residentes permanentes para hacer ese trabajo. Este es un trámite prácticamente automático, siempre y cuando el trabajador tenga una profesión u ocupación que esté incluida en la lista de profesiones del tratado, haya una oferta  de trabajo de una compañía canadiense, la persona sea nacionalizada, nacida en uno de los países arriba mencionados o residente de uno de ellos dependiendo del caso y tenga conocimientos de inglés o francés.

Los permisos de trabajo de las primeras tres categorías tienen un periodo de duración de entre tres meses y un año, dependiendo para qué viene la persona. Para los ejecutivos transferidos y para la categoría de profesionales y técnicos, los permisos de trabajo se pueden renovar anualmente sin problemas.

Para la cuarta categoría, es decir para los profesionales y técnicos los Tratados de Libre Comercio son una oportunidad excelente para obtener la residencia permanente en Canadá dado que la experiencia laboral en Canadá se ha convertido en uno de los factores más importantes para que las personas puedan solicitar la residencia permanente en el país.

Es importante hacer notar que para las personas que se encuentran en Canadá y que lean esta información, y que deseen ayudar a un amigo o a un pariente a venir a Canadá, o que quieran ellos mismos tramitar su residencia permanente en el país, deben investigar si sus ocupaciones están en la lista de prioridades que establecen los Tratados de Libre Comercio entre Canadá y México, Chile, Colombia, Perú y La Comunidad Económica Europea y revisar las condiciones impuestas a cada profesión u ocupación. Si lo están, deben conseguir una oferta de trabajo, la cual les podría facilitar la entrada al país con un permiso de trabajo que luego los puede conducir a la residencia permanente.

Los Tratados de Libre Comercio son una excelente y rápida vía para obtener un permiso de trabajo y comparándolos con el proceso regular para obtener permisos de trabajo que es el LMIA (Autorización del Departamento de Desarrollo Social de Canadá para contratar extranjeros cuando la empresa puede demostrar que no consiguió Residentes o Ciudadanos Canadienses disponibles o aptos para ejercer el cargo), mucho más sencilla.

Vilma C. Filici BA. B.Ed. RCIC
Regulated Canadian Immigration Consultant ICCRC Number R410727
E-mail: [email protected]