Aproveche el proceso interino para los “caregivers” que llegaron bajo el programa anterior

Aproveche el proceso interino para los “caregivers” que llegaron bajo el programa anterior

A raíz de la columna que escribimos la semana pasada acerca del anuncio que hizo el Ministro de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá, Ahmed Hussen, sobre la implementación de un nuevo programa para cuidadores de niños, enfermos y ancianos, mejor conocidos como “caregivers”, en nuestra oficina hemos recibido muchísimas preguntas al respecto.

Lo primero que quiero clarificar es que a la fecha todavía no se han publicado los reglamentos que van a regir el nuevo programa, como por ejemplo cuáles van a ser los requisitos que se deberán cumplir, etc., y por lo tanto aun no se puede hablar de los detalles y debemos esperar el anuncio del gobierno.

El ministro Hussen dijo que los reglamentos los va a anunciar antes de que finalice el programa actual, que será el 29 de noviembre del presente año, por lo que yo estimo que tendremos dichos nuevos reglamentos muy probablemente a finales del verano.

Durante el anuncio del nuevo programa para los caregivers, el ministro también dio a conocer que el gobierno está creando un proceso interino que le va a servir a las personas que ya se encuentran en Canadá y que por cuestiones del tiempo en que llegaron al país no van a poder cumplir con los requisitos para obtener la residencia permanente que tiene el actual programa actual de caregivers, así como tampoco se sabe si lograran cumplir con los requisitos para el nuevo que va a iniciar a finales de este año.

Hay que recordar que el gobierno hizo consultas durante la primavera del año pasado y descubrió que hay un número alto de personas que vinieron a Canadá pero que en realidad no entendían a cabalidad cuales eran los requisitos que tendrían que cumplir para poder obtener la residencia permanente. Y, de hecho, hay personas que llegaron en el último año como “caregivers” bajo el programa de trabajadores calificados que muy probablemente nunca van a lograr cumplir con los dos años requeridos para poder obtener la residencia permanente.

Entonces, tomando esto en consideración, el gobierno creó este programa especial de tal forma que las personas afectadas tengan un periodo de tres meses para poder preparar y hacer sus solicitudes para poder obtener la residencia permanente en Canadá.

El gobierno dijo que este programa interino es en reconocimiento a la contribución significativa que han hecho y que están haciendo estos trabajadores y trabajadoras temporales extranjeros para las familias canadienses.

Ahora bien, ¿cuáles son los criterios para que estas personas sean elegibles? Deben tener un permiso de trabajo válido bajo el programa de “Caregivers”, o deben estar autorizados para trabajar bajo la sección 186U de los reglamentos. También califican si han hecho una solicitud para renovar sus permisos de trabajo como “caregivers”, o si han hecho una solicitud para restaurar su estatus. Esto último significa que a la persona se le venció su permiso de trabajo y no se dieron cuenta, y que han hecho una solicitud para recobrar su estatus dentro de los 90 días permitidos por la ley.

También deben tener la intención de residir en cualquier parte de Canadá, con la excepción de la provincia de Quebec (Quebec tiene su propio programa), y deben haber completado el equivalente de estudios canadienses de escuela secundaria, es decir, deben tener el diploma de escuela secundaria obtenido en Canadá, o si tienen diploma en el extranjero, deben asegurarse de hacer una equivalencia de sus estudios para demostrar que el diploma es el equivalente de estudios secundarios en Canadá.

También hay un requisito de idioma que establece que tienen que ser competente y sacar por lo menos un cinco en el Canadian Language Benchmark en cualquiera de los dos idiomas oficiales del país, ya sea francés o inglés, y tienen que hacer dicho examen en una de las instituciones educacionales que están designadas por el gobierno. El examen de inglés o francés no puede tener más de dos años de haber sido escrito, y la evaluación de las credenciales educacionales no puede tener más de cinco años desde el momento en que se las entregaron.

Además de todos estos requisitos, la persona debe demostrar que desde el 30 de noviembre del 2014 ha obtenido por lo menos un año de trabajo autorizado a tiempo completo (y para inmigración tiempo completo son 30 horas semanales), de experiencia de trabajo canadiense cuidando niños o como “Home Support Worker” o una profesión relacionada con esto, como “Personal Support Worker” o como “Health Worker” o persona que cuida ancianos o enfermos.

Es importante notar que no puede ser un permiso de trabajo o una persona que se dedicó solamente a hacer limpieza en una casa, sino que tiene que ser específicamente cuidando de niños o cuidando enfermos o ancianos.

El o la  “caregiver” puede incluir a su pareja y a sus hijos dependientes en la solicitud y todos los miembros de la familia deberán demostrar que no son inadmisibles a Canadá por razones criminales o por razones médicas, y deben también cumplir con todos los otros requisitos con los que cumple cualquier persona que quiere obtener la residencia permanente en Canadá.

Deberán pagar los aranceles, que son 550 dólares por cada adulto y 150 dólares para los menores para el procesamiento, y los adultos también tienen que pagar 490 dólares cada uno por el derecho a la residencia permanente.

Esta política temporal comenzó a funcionar desde el pasado 4 de marzo y va a vencer el 4 de junio próximo, es decir que solamente hay un periodo de tres meses para poder hacer este trámite. Las solicitudes que sean recibidas durante este periodo de tres meses van a ser procesadas en su totalidad.

Como en todos los casos cuando uno esta procesando la residencia permanente en Canadá tiene que asegurarse de hacer el trámite con una persona que se especialice en este tipo de casos, dado que hay una ventana muy corta de tres meses, y en esos tres meses los interesados tiene que enviar sus solicitudes y deben hacerlo de la manera correcta, a fin de asegurarse de que sean aceptados y que por tanto puedan aprovechar esta oportunidad única que les está dando el Ministerio de Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá.

Vilma C. Filici BA. B.Ed. RCIC
Regulated Canadian Immigration Consultant ICCRC Number R410727
E-mail: [email protected]

Cómo obtener la residencia permanente si no se ha trabajado en Canadá

Cómo obtener la residencia permanente si no se ha trabajado en Canadá

Una factor que diferencia el Programa de Trabajadores Calificados con el Canadian Experience Class

Encontrar y entender la información proporcionada por el Departamento de Inmigración de Canadá en la página web y los datos que nos proporcionan losr amigos puede impedir que una persona inicie un trámite aun cuando tiene un caso excelente.

La semana pasada me encontré por casualidad con un joven que estaba vendiendo servicios de internet a domicilio. Comenzamos a conversar y me contó que era un estudiante internacional, que había terminado sus estudios en negocios internacionales en una de las universidades de Toronto y que ahora estaba trabajando con su permiso de trabajo de estudiante post graduado.

Como es el caso con los estudiantes internacionales al finalizar sus estudios tienen el derecho de estudiar un año si su curso de estudios fue de un año de duración y tres años si su curso de estudios fue de dos años o más.

Por supuesto el estudiante debe asegurarse de que ha estudiado en una institución que recibe fondos públicos y que está autorizada para otorgar diplomas, licenciaturas etc. Si el estudiante cumple con estos requisitos después de trabajar por un año puede iniciar un trámite para la residencia permanente bajo el Programa de Experiencia Canadiense (Canadian Experience Class).

Para poder iniciar ese trámite el estudiante tiene que asegurarse de que el año trabajado después de graduarse cae en una de las ocupaciones requeridas para el programa. La ley dice que debe haber trabajado por un año en una ocupación que cae bajo los códigos 0, A o B del (NOC) National Occupational Classification. La pregunta inmediata es “¿qué ocupaciones caen bajo estos códigos?” Para facilitar el entendimiento “0” es para todas las ocupaciones de gerencia, A es para todas las profesiones que generalmente requieren estudios post secundarios y B es para todo lo que sea mano de obra especializada, ocupaciones técnicas y tecnológicas y algunos servicios.

Ahora bien, cuando conocí a este joven él me dijo que estaba muy preocupado porque el único trabajo que había podido conseguir era el que estaba desarrollando en ese momento. Su trabajo como vendedor de servicios de internet cae bajo el código “C” el cual no está dentro de los códigos para poder hacer el trámite de residencia bajo el Canadian Experience Class.

Le pedí que me visitara a la oficina para que pudiéramos hacer una evaluación de su caso y para planear de qué manera podríamos ayudarlo a obtener su residencia permanente.

El joven estaba hablando con la compañía acerca de conseguir un ascenso en su trabajo para poder obtener un año de experiencia en una ocupación calificada y si no lo lograba buscaría otro empleo.

Cuando vino a la oficina lo primero que note en su ficha fue su edad. Hasta ese momento había asumido que tendría unos 22 años, pero en realidad el joven tenía ya 33 años de edad, había terminado una licenciatura en su país de origen y había estudiado una segunda licenciatura en Canadá. Automáticamente le pregunte si tenía experiencia de trabajo en el país de origen y su respuesta fue que sí. Había trabajado en su país en una ocupación “A” por tres años. Su ocupación era ingeniero en sistemas.

Nos sentamos ante el computador e hicimos una evaluación de su caso usando la experiencia adquirida en su país de origen, con el grato resultado de que tenía suficiente puntaje bajo el Programa de Trabajadores Calificados y un puntaje superior al mínimo anunciado por el gobierno en los últimos años. Cuando termine la evaluación me di vuelta y le informe que no debía seguirse preocupando para conseguir otro trabajo o una promoción en su trabajo actual ya que calificaba para la residencia permanente y podía iniciar su trámite de residencia de inmediato. Lo envié a hacer su examen de inglés y la acreditación de sus credenciales educativas del país de origen para poder subir su perfile en el Express Entry.

Al joven le tomó un poco de tiempo y repetición por mi parte para creer que si calificaba. Me dijo que había estado ante otros profesionales y que le habían dicho que para calificar para la residencia tenía que cambiar de trabajo. Me conto que tenía amigos en la misma situación que él y que tuvieron que conseguir otros trabajos para poder calificar y que algunos no lo habían logrado y se regresaron a su país de origen.

La moraleja de esta historia es que si bien uno se traza un plan para poder obtener la residencia permanente y en este caso fue el venir a estudiar y luego trabajar para obtener la residencia bajo el Canadian Experience Class, uno no se debe limitar por el plan inicial. Hay que recordar que hay muchas categorías de inmigración diferentes para la obtención de la residencia permanente en Canadá y que la calve esta en encontrar la categoría correcta para la persona.

El caso de este joven no es aislado, he visto muchas personas que descartan por completo la experiencia de trabajo de su país de origen pensando que solo la experiencia obtenida en Canadá. Hay que tener en cuenta que cada programa tiene sus propios requisitos y que el único programa que requiere experiencia canadiense es el Canadian Experience Class. Para el programa de trabajadores calificados, como en el caso del joven el requisito mínimo es que: “en los últimos diez años, antes de la fecha en que hagan su solicitud de residencia permanente, hayan acumulado, por un periodo continuo de un año a tiempo completo (30 horas) o el equivalente en part time, experiencia de trabajo en la ocupación principal”, en ningún momento se pide experiencia de trabajo en Canadá para este programa, de otro modo las personas que se encuentran fuera de Canadá nunca podrían calificar.

Estas creencias falsas a veces interfieren con la posibilidad de iniciar un trámite aunque la persona tenga como en el caso del joven un caso excelente para obtener la residencia permanente.

Hay otras creencias falsas que también afectan a las personas en sus decisiones, como por ejemplo que el hombre debe ser el solicitante principal, en estos casos debemos ver quién de los dos en la pareja tiene mejor puntaje para iniciar un trámite. A veces en la pareja hay uno que es más joven, tiene más estudios, más experiencia de trabajo y mejor conocimientos de uno o los dos idiomas oficiales de Canadá y no importa el género de esa persona o el papel que desarrolle en la pareja.

La mejor practica cuando se está haciendo una evaluación sobre si una persona puede iniciar un trámite o no es el tener una consulta con una persona que esté especializada en el tema de inmigración y pueda ver la situación de todas las perspectivas legales y personales.

Vilma C. Filici BA. B.Ed. RCIC
Regulated Canadian Immigration Consultant ICCRC Number R410727